La regla del 4% en su negocio

por David Funes O.

por David Funes O.

Quizás haya escuchado hablar de la regla de Vilfredo Pareto, al menos cuando yo la escuché por primera vez me explotó la cabeza. El economista es italiano y se hizo famoso por su regla 80/20. Esto ahora se conoce popularmente como el principio de Pareto.

Inicialmente descubrió esta regla cuando observó que el 80% de la riqueza de una nación estaba controlada por el 20% de la población.

A medida que estudió este fenómeno más profundamente, encontró una relación desproporcionada entre causa y efecto en otras áreas de la vida, como por ejemplo los bienes raíces, el cultivo y otras cosas: concluyó entonces que el 20% de una acción produce el 80% del resultado, ejemplo:

  • El 20% de los trabajadores produce el 80% del resultado.
  • El 20% de los clientes genera el 80% de los ingresos.
  • El 20% de las carreteras provocan el 80% de los accidentes. Y así sucesivamente…

Aplicado a mi negocio y el suyo

Aprendiendo sobre negocios y marketing, descubrí que su regla 80/20 es válida para casi todas las áreas de negocios, como por ejemplo:

  • Problemas de atención al cliente.
  • La popularidad de los productos.
  • Razones por las que los clientes compran.
  • Fuentes de clientes potenciales entrantes.
  • Las actividades que producen ingresos en el negocio.

Y aunque es posible que haya oído hablar de la regla 80/20, la mayoría de las personas nunca la aplican realmente a su negocio, y mucho menos a otras áreas de su vida. La realidad es que en los negocios, las pequeñas cosas matan a las grandes.

Es decir, hay muchas cosas pequeñas y delicadas en su negocio que constantemente piden atención, pero estas no son las tareas que producen ingresos.

Cuando comencé a aplicar esto en mi negocio, los ingresos comenzaron a crecer. Para darte un ejemplo, estas son mis actividades comerciales recurrentes:

  • Creación de seminarios web
  • Creación de propuestas
  • Reclutamiento de personas
  • Hablar con clientes
  • Tener reuniones
  • Creación de ofertas y promociones
  • Capacitación/Incorporación de personal
  • Creación de embudos de ventas
  • Grabación de videos
  • Escribir en el blog
  • Revisar correos electrónicos
  • Envío de correos electrónicos
  • Realización de mandados
  • Creación de anuncios de Facebook
  • Comprobación de estadísticas
  • Creación de sistemas y procesos
  • Configuración de sistemas
  • Crear alianzas comerciales

La regla 80/20 demuestra que puede y debe ignorar el 80% de sus actividades comerciales. Deben delegarse o subcontratarse para que pueda concentrarse en el 20% superior que produce ingresos.

Una vez que haya hecho esto en su negocio, debe dar un paso más y convertirse verdaderamente en un emprendedor de alto rendimiento, así que profundizaré más la idea…

Debe aplicar la regla 80/20 a la regla 80/20 en sí. Es decir, el 80% del 80% de los ingresos proviene del 20% del 20% de tu actividades generadoras de ingresos. En pocas palabras… el 4 % de sus actividades genera el 64 % de los ingresos de su negocio.

En mi negocio (y quizás en el suyo puede pasar), después de eliminar el 96 % de mis actividades que produjeron pocos o ningún ingreso, descubrí que esto es lo que genera el 4 % superior de los ingresos:

  • Redacción de cartas de ventas
  • Propuestas de ofertas y promociones
  • Creación de embudos de ventas
  • Grabación de videos
  • Realización de seminarios web
  • Diseño de modelos de negocio

Debido a que este 4 % de las actividades genera literalmente el 64 % de todos los ingresos de mi negocio, contraté a un un equipo para hacer todas las otras cosas que no mueven generan dinero.

Ahora, aquí es donde la mayoría de los empresarios y los mejores empleados se equivocan. En lugar de invertir su tiempo exclusivamente en ser productivos con ese 4%, demasiados dueños de negocios y vendedores quedan atrapados en las minucias del 96% del día a día.

Durante todo el día, pasan de apagar un fuego a otro, sin tener nunca la oportunidad de invertir tiempo trabajando en el 4% que genera dinero e impulsa su negocio.

Entonces, déjeme hacerle unas preguntas:

  • ¿Cuáles son las principales actividades generadoras de ingresos?
  • ¿Está creando nuevas ofertas?
  • ¿Motiva al personal de ventas?
  • ¿Aumenta el valor del cliente en el tiempo?

Sea lo que sea, tiene que averiguarlo. Y una vez que haya elaborado una lista de estas actividades generadoras de ingresos, es hora de ponerse a trabajar y comenzar a automatizar y crear sistemas para casi todo lo demás.

No debe invertir su tiempo en tareas aburridas y de bajo valor. Porque cada minuto que dedica a tareas de bajo valor o apagando incendios, es tiempo que se le quita a las áreas de su negocio que tienen más influencia y el mayor potencial para generarle dinero. Ahora, esto va mucho más allá de las actividades comerciales.

Verá, ¿desea auditar su tiempo y dónde se gasta y dónde obtiene el mayor aprovechamiento?

Hagamos un ejemplo práctico: ¿sigue limpiando tu casa, cocinando, lavando la ropa y haciendo mandados? Este trabajo de administración de vida no es más que una colección de actividades de bajo nivel que pueden subcontratarse fácilmente.

Pero, ¿cómo saber cuándo es el momento de contratar a un cocinero o a un limpiador? El primer paso es averiguar cuánto está ganando por hora en este momento.

Trabajo____ horas por semana y gano $_________ por semana.

_______horas ÷ $_______ = tarifa por hora

Una vez que haya averiguado cuánto es su tarifa por hora, no querrá completar ninguna tarea para la que podría contratar a alguien por un costo menor.

Digamos que gana $3,000 por semana y trabaja 40 horas, lo que da como resultado que su tarifa por hora sea de $75 por hora. Puede contratar a un cocinero o limpiador por $ 20 por hora para liberar más tiempo para trabajar en su negocio, entonces puede hacerlo, inmediatamente. Porque no le cuesta $20 por hora limpiar su casa o preparar sus comidas, la realidad es que le está ahorrando $55 por hora.

Así es, si tuviera que hacer esas tareas usted mismo, en realidad estaría perdiendo $55 por hora, si no mucho más. Esto se debe a que si limpia su casa durante una hora, no puede ganar su tarifa de $75 por hora. Básicamente, le está contratando a $20 por hora cuando podría contratarse a $75 por hora.

Recuerde la regla del 4%. Solo el 4% de sus actividades cada día impulsan su negocio y mueven la aguja del dinero. El otro 96% de las cosas todavía tienen que hacerse, pero no debería ser usted.

Puntos de acción:

  • Haga una lista de todas sus actividades comerciales.
  • Realice un análisis 80/20 de estas actividades.
  • Cree un plan de acción que lo ayude a delegar, automatizar o subcontratar el 80 % de sus actividades que no generan ingresos ni hacen avanzar su negocio.

Luego, dé un paso más e invierta su tiempo solo en el 4% de las actividades que generan la mayor cantidad de ingresos.

Un abrazo!

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Déjame una pregunta o comentario