Los 5 Errores Comunes al Crear un Curso Digital (Infoproducto)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
por David Funes O.

por David Funes O.

Al crear un curso digital, tropezar con piedras es inevitable. Uno de los secretos para el éxito es aprender de aquellos que ya han alcanzado el éxito, por esta razón me gusta profundizar en lo que ha otros les ha funcionado y lo que no. 

Estoy convencido que aprender con anticipación de sus errores para no cometerlos uno mismo es una forma de acelerar tu camino al éxito.

Hoy quiero compartir contigo los 5 errores más comunes al crear un curso digital para que cuando sea tu turno no tengas que tropezar con estas piedras y puedas construir un negocio en línea prospero rápidamente. Con lo que quiero compartirte vas a poder lograr:

  • Conocer mejor a tu audiencia
  • Crear infoproductos más efectivos
  • Realizar lanzamientos más rentables

No importa en qué etapa te encuentres en la creación de cursos digitales, quizá apenas estás pensando en crear un curso digital para añadir un ingreso extra a tu negocio, o tal vez actualmente ya estás trabajando en su creación.

Si es así mira esta Guía Paso a Paso Para Crear Un Curso Digital

Cualquiera que sea tu situación, tienes que asegurarte de evitar los siguientes 5 errores más comunes al crear un curso digital o infoproducto:

  1. Error #1: Hacer un lanzamiento antes de haber obtenido resultados para ti o para alguien más.
  2. Error #2: Síndrome del impostor. Te preocupas demasiado por lo que los demás piensan de ti.
  3. Error #3: Uso ineficiente de tu tiempo. Una vez que tengas la capacidad de subcontratar, ¡hazlo!
  4. Error #4: No nutrir tu lista de suscriptores antes de tu lanzamiento – no cometas este error fatal.
  5. Error #5: Esperar demasiado tiempo para aparecer en vídeo.

Ahora analicemos cada uno de estos errores al crear un curso digital:

1. Crear un curso digital antes de haber obtenido resultados para ti o para alguien más.

“Tengo una idea para un curso, y voy a enseñar a la gente a usar las redes sociales para vender algo”. 

Cuántas personas sin experiencia no pasan por esta situación. Tienen demasiada prisa por crear algo, cualquier cosa, sin saber lo que están haciendo. Están desesperados por ser reconocidos por algo o por generar ingresos, que no les importa enseñar una metodología que ni siquiera ellos mismos han probado.

Antes de prometerle a alguien cualquier tipo de resultados, tienes que haberlo probado por ti mismo. No hay mejor forma de enseñar que con el ejemplo. Toma el tiempo para profundizar y entender lo que estás enseñando.

2. Síndrome del impostor. Te preocupas demasiado por lo que los demás piensan de ti.

“¿Quién soy yo para enseñar esto? ¿Estoy fuera de mi liga”. 

¿Alguna vez has tenido estos pensamientos? Muchas infoproductores se identifican con esta situación conocida como Síndrome del Impostor. Se preocupan demasiado por lo que los demás pensaran de ellos. Le restan valor a su propia experiencia y conocimientos. Sienten que deben ser expertos en todas las materias, o de lo contrario no están a la altura suficiente para enseñar. 

Pero te tengo noticias. Ni tus amigos, tu familia, ex compañeros de trabajo, están preocupados por lo que estás haciendo, así que deja de preocuparte por lo que ellos piensen y no permitas que sus opiniones te impidan perseguir tus metas.

Recuerda esta regla: Lo único que necesitas es un 10% de ventaja. Si estás un 10% por encima de los que quieren aprender de ti, tienes lo suficiente para comenzar. 

Claro también tienes que haber obtenido resultados de lo que estás enseñando, ya sea que obtengas resultados para ti mismo o para alguien más, y así puedas demostrar exactamente cómo llegaste allí. Esa es la ventaja del 10 por ciento. Y es todo lo que necesitas.

3. Uso ineficiente de tu tiempo. Una vez que tengas la capacidad de subcontratar, ¡hazlo!

Entiendo que en ocasiones un emprendedor tiene que hacerse responsable de numerosas tareas, especialmente cuando está empezando y no cuenta con muchos recursos.

  • Editar videos de entrenamiento.
  • Publicar sus propios anuncios.
  • Redactar sus propios mensajes de venta.
  • Hacer sus diseños para redes sociales.

En fin, todo lo necesario para que su negocio en línea tenga éxito. Sin embargo, a medida que comiences a generar ingresos, es importante subcontratar a alguien que realice estas actividades.

Puede que tengas la creencia de que tu eres muy bueno y eficiente haciendo todo esto y que nadie podrá hacer el trabajo mejor que tú, que no tienes tiempo para explicarle a alguien mas como hacerlo y que probablemente no lo harán de la forma que a ti te gusta. Pero no te aferres a estas ideas. Esto es solo un uso ineficaz de tu tiempo.

En lugar de gastar horas y horas editando vídeos, preséntate en vivo para tus estudiantes, hazles más preguntas, date el tiempo de conocer más a tu audiencia y descubrir cómo puedes servirles mejor para darles mejores resultados. Busca formas para que tu curso digital convierta mejor o crea contenido de pre-lanzamiento para que tu lista de correo electrónico crezca antes de tu lanzamiento.

¿Puedes ver la diferencia en emplear mejor tu tiempo al crear un curso digital o infoproducto?

Identifica esas áreas de tu negocio en las que te estés aferrando más de lo que deberías. Toma una mejor decisión e invierte tu tiempo de forma más inteligente.

Puedes utilizar una plataforma para gestionar tus proyectos y a tu equipo de trabajo. Una de mis favoritas por su amplitud y simplicidad es Asana.

4. No nutrir tu lista de suscriptores antes de tu lanzamiento – no cometas este error fatal.

No importa si tienes 1000 suscriptores en tu lista de correo electrònico. Si tu audiencia no está comprometida contigo o tu marca, existen pocas probabilidades de que compren tu curso digital o infoproducto.

Puede que tengas un lead magnet, pero ¿realmente le sacas la ventaja debida? Tienes que hablar de él, publicarlo en tus redes sociales continuamente y en tu sitio web para crecer tu lista de suscriptores. 

Y una vez tengas una lista, esa lista debe escuchar de ti. Tienes que perseguir activamente a tus suscriptores. Enamorarlos con tu contenido de valor. De lo contrario, no importa que tan bueno sea tu curso digital, el día que les envíes un correo ofreciéndolo, probablemente se preguntarán ¿quién eres tú?

Aparece cada semana con un nuevo contenido original. Cada semana debes estar en su bandeja de entrada diciendo: “Tengo un nuevo podcast o artículo de blog”, “Aquí está lo que pediste, y es gratis”, “Voy a hacer tu vida más fácil, mejor, más enriquecida. Voy a ayudarte a transformarte”.

Así que cuando hagas tu lanzamiento ya habrás demostrado que puedes ayudarlos y las personas estarán listas para comprar. Pero primero debes nutrirlos.

5. Esperar demasiado tiempo para aparecer en vídeo.

Ahora, cuando digo video, me refiero a mostrar tu cara (o la de alguien más) en Facebook Lives, tus webinars, Instagram Stories… me refiero a todo.

Más allá de tu apariencia, la calidad de tu imagen o de tu sonido, alguien tiene que aparecer. Sin presencia en video, te pierdes de la oportunidad de crear una conexión de una manera muy personal que sólo el video puede hacer.

Puedes empezar poco a poco, pero tienes que aparecer de forma consistente. Y te prometo que, como todo en los negocios, será más fácil y empezarás a disfrutarlo. Recuerda mis palabras. Esto ayudará a tu negocio, y eventualmente te ayudará a vender más cursos.

Tienes que saber que a pesar de estos fallos, ninguno de ellos es imposible de superar. Y ahora, cuéntame sobre ti, ¿has pasado por alguno de estos errores? ¿Cual es el momento más difícil que has experimentado al crear tu curso digital o infoproducto?

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Déjame una pregunta o comentario

MIS SECRETOS DE INFOPRODUCCIÓN EN TU EMAIL

Cada viernes, recibe en tu inbox mis estrategias, consejos y herramientas